Ayuntamiento de Camarzana de TeraCamarzana de Tera
menu
Inicio.Camarzana de Tera.Nuestra Historia
Nuestra Historia
Volver

Nuestra Historia

La historia de Camarzana de Tera se remonta a la Edad de Hierro, en la que el pueblo se asentaba en lo que hoy se denomina "El Castro" celta, Bien de Interés Cultural desde 1994.

Después fue una pequeña villa romana llamada Orpheus, en la que se encontraron pavimentos de mosaicos de época tardo-romana. Cuenta con 15 habitaciones articuladas en torno a un peristilo, y un triclinium con un mosaico que representa a Orfeo rodeado de animales.

Hay una segunda gran sala con un precioso mosaico que combina los elementos geométricos con un gran emblema que es el "Rapto de Europa".

Importante destacar que aún quedan restos de las canalizaciones y desagües.

A partir de la Edad Media, pasó a ser del Reino de León. Y ya en la Era Moderna, quedó integrada en 1834 en el partido judicial de Benavente en la provincia de Zamora.

Final de etapa del Camino Sanabrés, en la iglesia románica de Santa María de Tera puedes ver la talla de Santiago Apóstol y visitar su Museo del Camino Sanabrés.

Los anejos de Camarzana de Tera son:

Cabañas de Tera, San Juanico el Nuevo y Santa Marta de Tera. Estas pequeñas localidades pertenecientes a Camarzana de Tera fueron parte de las tierras del Duque de Benavente y como tales típicas del Valle del Tera. Tienen una arquitectura local muy parecida y gran número de bodegas. Las ruinas de la iglesia de Santa Bárbara de Cabañas del Tera aún pueden verse, aunque totalmente desvencijadas.

  • Cabañas de Tera celebra su fiesta mayor, en honor a su patrón Santiago Apóstol, el 25 de julio y rinde homenaje a San Bernardino el 20 de mayo.
  • San Juanico el Nuevo celebra sus fiestas de San Juan Bautista el 24 de junio y de San José el 19 de marzo. Cuenta con la asociación de jubilados de San Juanico el Nuevo y la asociación juvenil-cultural de San Juanico el Nuevo. Cuenta con 123 vecinos, una iglesia y varios restos de lavaderos antiguos.
  • Santa Marta de Tera. Cuenta con una de las más bellas iglesias románicas de la provincia con planta de cruz latina y formaba parte de un monasterio mozárabe. Caben destacar sus bellos capiteles y el fenómeno de la luz equinoccial de otoño y primavera donde el sol entra por el óculo de la cabecera e ilumina el capitel del ábside. Tiene 162 vecinos y sus fiestas son el 23 de febrero con Santa Marta y el 13 de junio con San Antonio. Además de la iglesia es de obligada visita la fuente y el parque de las eras. Posee Albergue de peregrinos para descansar de la etapa del Camino Sanabrés.
Nuestra HistoriaNuestra HistoriaNuestra Historia
De interés turístico

Lugares de interés

Ver todos
De interés turísticoVilla romana de OrpheusEn el año 2018 finalizan los trabajos arqueológicos en este importante yacimiento arqueológico que fue descubierto en la segunda mitad del siglo XIX, en el que hay restos de mosaicos y otros materiales, algunos depositados en el Museo de Zamora. Sale a la luz la estructura de una villa romana con pavimentos de mosaicos de primorosas figuras de época tardo-romana, entre los siglos II y IV d. C., que cuenta con 15 habitaciones articuladas en torno a un peristilo o patio porticado, con una estancia destacada, posiblemente un triclinium con un mosaico figurado con un emblema central en el que se representa a Orfeo rodeado de animales y a su alrededor ocho cartelas con representaciones de caballos y su nombre epigrafiado con teselas y escenas de caza. Lo más habitual es estos yacimientos es encontrarse mosaicos más sencillos con motivos geométricos pero en la villa de Orpheus encontramos unos interesantísimos mosaicos figurados, con una gran riqueza iconográfica haciendo referencia tanto a las costumbres del momento como a leyendas mitológicos. Este detalle, la existencia de textos teselados le confiere excepcionalidad, dada la escasez de este tipo de documentos epigráficos en la Meseta. Hay una segunda gran sala con un precioso mosaico que combina los elementos geométricos con un gran emblema que es el "Rapto de Europa" con una cenefa con personajes marinos. Esta sala corresponde al "oecus", donde se recibía a los invitados. Importante destacar que aún quedan restos de las canalizaciones y desagües. Probablemente este yacimiento que hoy se visita corresponda a un tercio del total de esta edificación. Viendo los restos de las antiguas dependencias y los mosaicos podemos identificar la vida de esta villa, pero no se han encontrado cerámicas o monedas, como en otros yacimientos, así que se piensa que la villa se fue abandonando progresivamente, ya que no se sabe exactamente el año de su abandono.Ver ficha del lugar
Villa romana de Orpheus
De interés turísticoIglesia de Santa Marta de TeraLa iglesia de Santa Marta de Tera constituye uno de los principales valores históricos y artísticos del patrimonio cultural de la provincia de Zamora. En 1996 se descubrió que en este monasterio se produce un fenómeno lleno de magia: En los equinoccios de primavera y otoño, a las 8 (hora solar), el capitel del alma salvada es iluminado por la luz solar que entra por el óculo del hastial de la cabecera.   Del antiguo monasterio solo se conserva la iglesia románica, presenta planta de cruz  latina de 27,50 por 16,50 y ancho de 6,18 metros en las naves, con cabecera rectilínea con tres ingresos: el principal al sur, al norte, quizás a un claustro y el recientísimo pastiche occidental a los pies. La iglesia presenta tres portadas: la occidental, tosca y abusiva refacción reciente; la del brazo septentrional del transepto que sirve hoy de acceso, muy pobre, apenas un postigo y la más interesante, sin duda, la meridional, tradicionalmente el ingreso más importante de esta iglesia hasta la instalación, hacia mediados del siglo XIX, del cementerio que todavía hoy la rodea. En esta iglesia se defienden muchos de los rasgos del románico en la plenitud del estilo: en la bella ordenación volumétrica de cabecera, cimborrio y transepto; en la sabia articulación muraria de impostas billeteadas horizontales, en equilibrio con semicolumnas y responsiones verticales; todo ello pautado de vanos, a veces ciegos, con guardapolvos, y el fino perfil de las cornisas y aleros ritmados por canes, lisos , vegetales y figurados, especialmente sugestivos en el tejaroz apiñonado del ábside. La moldura que por doquier se prodiga en el interior y exterior del templo, perfila impostas, cimacios, aleros y guardapolvos es el ajedrezado o taqueado, denominado jaqués, por suponerse tradicionalmente su origen en aquella iglesia aragonesa. Un motivo que, con amplios precedentes en la tradición artística occidental, irrumpe de manera súbita en el románico hispano-francés, en el último cuarto del siglo XI.Ver ficha del lugar
Iglesia de Santa Marta de Tera

© Ayuntamiento de Camarzana de Tera. 2021. Todos los derechos reservados.

Diseño web SGM